13-09-2018 | Dermoconsejera | Cuidados específicos

Los 10 mandamientos para cortar con el acné

Ojalá cortar con el acné fuera tan fácil como decir: “Mira, ya no me gustas. En realidad... creo que no me has gustado nunca.” Ojalá. Pero no. Esta batalla no será fácil. Ya lo decimos de entrada. Pero tenemos una estrategia. Y esta sí que no falla: LA CONSTANCIA.

Aquí están los mandamientos, las pautas, las reglas o, como quieras llamarlas, que nos librarán del acné. ¡Toma nota!

  1. Una limpieza profunda al día. Preferiblemente por la noche. Durante el día se acumula gran cantidad de grasa y suciedad en la cara. Conviene limpiar en profundidad la piel para que esa suciedad no penetre y acabe convirtiéndose en un granito. Prueba la nueva gama antiacné Acniover. 5 productos que cumplen con los 3 requisitos básicos de un buen tratamiento antiacné: purificar, prevenir y controlar. 
     
  2. No uses los productos de tu madre o de tu mejor amiga: cada persona tiene un cuerpo, una piel y unas peculiaridades que la hacen única y especial. De hecho, en este caso se cumple a rajatabla el dicho “es peor el remedio que la enfermedad”; cuando utilizamos productos no adecuados a nuestras necesidades, nuestra piel reacciona con grasa, aspecto opaco y... más acné. Ves sin falta a una farmacia o a un dermatólogo si tienes dudas. Allí te podrán aconsejar.
     
  3. De las cosas más difíciles: come SANO. La alimentación lo es todo: es nuestro motor y el responsable de nuestro aspecto, vitalidad y salud. Es mucho más importante que el ejercicio. Evita los refrescos azucarados, el alcohol, la bollería y los embutidos. A nuestro cuerpo le cuesta mucho procesar estos alimentos. Y muchas de sus impurezas suelen traducirse en una cara con acné.
     
  4. La verdad es que nadie, en la historia, se ha relajado cuando le han dicho que se relaje. Pero hay que decirlo: relájate. El estrés es responsable de muchas enfermedades y desórdenes, incluido el acné.
     
  5. Sábanas limpias. Mantén limpio tu entorno y cambia las sábanas con regularidad. ¡El acné es enemigo de la limpieza!
     
  6. No los toques... ¿Cuántas veces habremos oído esta frase?, ¿y cuántas nos los habremos tocado con auténtica culpabilidad, pero sin poder evitarlo? Sabemos lo difícil que es contenerse ante un granito o un punto negro pero, en la medida que puedas evitarlo, ¡no los toques!
     
  7. No duermas con los restos de maquillaje. El maquillaje, al cabo del día, no es más que suciedad en la cara. Tapa los poros, evita que la piel respire y, ¡voilà!, aparece el grano. Hay fórmulas que, desgraciadamente, no fallan... Piensa, además, que es durante la noche, mientras duermes y descansas, cuando nuestro organismo, incluida la piel, se recupera y regenera.
     
  8. No utilices en la cara productos para el cuerpo. Por prisa, pereza o desconocimiento, a veces echamos mano de productos corporales. No lo hagáis. Suelen ser más espesos y ahogan, literalmente, la piel.
     
  9. Protégete del sol. Por la mañana y por la tarde, en verano y en invierno, ya estés de vacaciones o trabajando/estudiando. Del sol hay que protegerse SIEMPRE. No solo estropea la piel, también puede producir granitos.
     
  10. Y para terminar, volvemos al inicio: CONSTANCIA. Al principio puede que te cueste. Pero piensa que, una vez has asumido la rutina, no solo la harás sin darte cuenta, sino que la necesitarás. Y además, tu piel te lo agradecerá.

¡ÁNIMO! Si has llegado hasta aquí, ya estás más cerca de la victoria. ;)


autor
DermoconsejeraExperta en cuidados de la piel

Twitter

Facebook

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Politica de Cookies.