22-06-2018 | Dermoconsejera | Nutrición

Las vitaminas que no pueden faltar este verano en tu dieta

Todos los cambios de estación implican un trastorno en nuestro organismo. Las consecuencias más habituales son la temida bajada de defensas y la socorrida ingesta de vitaminas para intentar mantener alejados resfriados e infecciones varias.

La llegada del verano no es una excepción.

Pero empecemos por el principio, ¿qué son las vitaminas y por qué son tan importantes? Las vitaminas son sustancias indispensables para el correcto funcionamiento del organismo. Están presentes en los alimentos que consumimos, pero también en muchos de los productos que nos aplicamos sobre la dermis.

Como cabe imaginar, lo ideal es mantener una alimentación equilibrada. Desgraciadamente, el estilo de vida que llevamos en la actualidad no suele convertir esta tarea en algo sencillo. Por eso es tan importante cuidar tanto lo que comemos como lo que “consumimos” a través de nuestra piel. Incluso en verano, con los cambios de horarios y el exceso de sol, las irregularidades en nuestro organismo son inevitables.

Si a esto le sumamos el calor, nos encontramos con que el verano es un momento ideal para suplementar nuestra dieta con vitaminas como la C. Está demostrado que el Ácido Ascórbico ayuda a responder fisiológicamente a las consecuencias del estrés producido por el exceso de calor: evita el desarrollo de un sarpullido en la piel o, en caso de que ya se haya originado, sirve para tratarlo.

En la vitamina E encontramos un aliado para tratar aquellas partes del sistema inmune que se activan cuando tenemos una reacción alérgica ante el sol, por ejemplo. Por otro lado, la suplementación a base de Vitamina D puede reducir el riesgo de padecer cáncer de piel.

En MartiDerm hemos desarrollado unas ampollas que contienen vitamina C, E y D, adecuadas para todos los meses del año (Proteos Hydra Plus de 10 o 30 ampollas) y perfectas para el verano (Proteos Hydra Plus SP de 10 o de 30 ampollas). Después de todo, también es una manera de alimentar la piel.

Por otra parte, el déficit de Vitamina C puede provocar una sudoración excesiva, algo que podemos controlar mediante la suplementación diaria de este tipo de vitamina y mediante el uso de productos antitranspirantes adecuados como los que ofrece MartiDerm.

Y además de las vitaminas, que son unas grandes protectoras de nuestra salud, también conviene proteger nuestra piel del sol. En realidad, todos los días del año. Pero en verano con especial atención. MartiDerm ofrece dos opciones: DSP-Crema FPS 50+ y DSP-Cover Stick FPS 50+. Dos formatos según tus gustos y necesidades.

Como ves, cuidarse en verano requiere su tiempo. Pero el cuerpo es agradecido. Y las compensaciones son muchas. Cuidarnos nos sienta bien por dentro. Y eso también se nota por fuera.


autor
DermoconsejeraExperta en cuidados de la piel

Twitter

Facebook

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Politica de Cookies.